Casos Clínicos

Tumor suelo vaginal en perra en gestación de 9 años. /07/2012


Caso: Tumor suelo vaginal.
Animal: Perra cruzada de 9 años. En gestación.
 

 


Se presenta en consulta Luna, perra cruzada de 9 años y 13 kilos, para valorar gestación de alrededor de 45 días a la que los dueños han notado un abultamiento severo en la zona perineal en la última semana. Tras exploración se observa tumoración severa en suelo de pared vaginal, ligeramente caudal al ostium externo de uretra. 2 semanas después se realiza cesárea programada (por la alta probabilidad de parto distócico) tras controles con progesterona y a la vez se realiza ovariohisterectomía. Al mismo tiempo se toman muestras para biopsia del tumor que tras estudio histopatológico resulta ser un fibroleiomioma de naturaleza benigna.

Cuatro semanas más tarde cuando la camada ha sido destetada se realiza la extirpación del tumor.

La cirugía comienza con episiotomía para visualizar el interior de la vagina, sondando la uretra para tener buen control anatómico. El tumor estaba pediculado y se exteriorizó fácilmente. Inmediatamente después se cierra la mucosa de la vagina para reconstruir el suelo de la vagina y la intervención finaliza cerrando la episiotomía en tres planos.

Los tumores de vulva y vagina son los más frecuentes en la perra después de los de mama. En gatas son muy raros. Esta patología es propia de hembras de edad media o avanzada y el 70-80% son benignos.

Habitualmente los tumores benignos son fibromas, lipomas o leiomiomas. Entre los malignos el leiomiosarcoma es el más frecuente mientras que el tumor venéreo transmisible (linfosarcoma de Sticker) ha pasado a ser actualmente una rareza. Otros tumores malignos descritos son el mastocitoma y el carcinoma de células escamosas. En cualquier caso las metástasis a distancia de los tumores vaginales son muy poco frecuentes.

El diagnóstico, aparte del prolapso de tejido tumoral por la vulva o el abombamiento de la zona perineal, se realiza por palpación rectal-vaginal. Las radiografías-ecografías torácicas y abdominales detectarán posibles metástasis. La citología nos orienta acerca de la naturaleza del tumor que confirmaremos con estudio histopatológico tras cirugía.

El tratamiento es eminentemente quirúrgico excepto en el caso del tumor venéreo transmisible en el que además es posible la quimioterapia con vincristina.

Jesús Sánchez Nicolás (jefe del servicio de traumatología y ortopedia)
MYRAMAR ANIMAL HOSPITAL
Fuengirola, Málaga. España.

* Descarga caso completo (.pdf)

 

Jesús Sánchez Nicolás
Vanessa Salguero Bernet
Rocío Núñez Caro
Myramar Animal Hospital  2006
www.myramaranimalhospital.com

 

 

contacto: info@myramaranimalhospital.com

Galería de imagenes

 

           

 

 

En nuestra web utilizamos cookies para saber qué páginas de nuestras web visitas, qué haces en ellas y qué es lo que más te interesa. Así cuando vuelvas a entrar tu navegación será más personalizada. Al navegar por nuestra web estás aceptando el uso de cookies. Ocultar Saber más